Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Los coches eléctricos se están convirtiendo en una solución muy recurrente en los últimos tiempos debido a que su función ecológica y sus muchas ventajas frente a los vehículos convencionales los convierten en la opción del futuro.

Pese a eso, su mayor debilidad es la falta de puntos de carga.

Y es que los puntos de carga públicos están bastante limitados y resultan insuficientes con el aumento de demanda, por lo que cada vez más se está volviendo una necesidad que los dueños de los vehículos eléctricos se planteen instalar un punto de carga privado dentro de sus propias viviendas con la finalidad de no tener que depender de los escasos cargadores públicos.

Sin embargo, aunque resulta una alternativa muy ventajosa, también puede ser algo costosa y no todo el mundo conoce los requisitos técnicos necesarios para poder instalar un punto de carga seguro dentro de casa.

En este artículo venimos a contarte los precios, las marcas, los tiempos de carga y otros de los asuntos más significativos para que sepas todo lo necesario para poder cargar tu coche eléctrico.

¿Se puede cargar un coche eléctrico en casa?

La buena noticia es que sí que es posible recargar tu coche eléctrico en tu propia casa, ya que, además, esto conlleva una gran serie de beneficios: un ahorro económico significativo, una mayor gestión de la energía de tu vehículo, y un considerable ahorro de tiempo en el desplazamiento a la hora de llevar el cohce hasta un punto de recarga público. Y es que, además por norma general, el momento idóneo para recargar el vehículo suele ser por la noche, de modo que un punto de recarga privado nos permite tener la autonomía deseada durante el día.

Ahora bien, la mayoría de las personas que adquieren un coche eléctrico por primera vez dudan respecto a cómo llevar a cabo este proceso.

Lo más común es adquirir como punto de recarga el conocido wallbox, que se entiende como un periférico diseñado explícitamente para ser instalado en espacios privados y que controla y gestiona la recarga del vehículo.

Existen distintos wallbox según la marca que los fabrica, pero todos ellos se consideran estaciones de carga precisas, seguras, privadas y totalmente compatibles. No solo eso, sino que, dependiendo del equipo, también existen muchos modelos que permiten programar las cargas y controlar el consumo para ofrecer una mayor seguridad a las baterías del coche.

Y es que cargar nuestro vehículo dentro de casa nos cambiará la vida.

Por eso, sí todavía no cuentas con un wallbox, te presentamos Plan-Moves.com como uno de los mejores servicios para adquirir tu cargador, pues cuenta con diversas soluciones de cargadores eléctricos adaptados a cada cliente. Lo que más destaca de esta empresa es su servicio de instalación en viviendas unifamiliares, garajes comunitarios y administraciones públicas; por lo que permiten contar con puntos de recarga portátiles o fijos en diversos entornos.

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico en casa?

Para responder esta pregunta habrá que tener en consideración diversos factores que dependerán tanto de motivos externos e internos al punto de recarga instalado en la vivienda.

Uno de los principales factores es la electricidad y la oscilación variable de su precio, ya que en función de lo caro que esté el kilovatio por hora el precio de la recarga aumentará o disminuirá para adaptarse a los estándares del mercado de la luz.

Lo siguiente que influirá en este coste de la recarga será la potencia que tenemos contratada y la compatibilidad de consumo del periférico de recarga que hayamos instalado para nuestro vehículo.

Es importante conocer las franjas horarias y los costes de cada una de ellas para poder programar la recarga de nuestro vehículo en la zona horaria de coste más bajo, ya que también deberemos tener en cuenta el tiempo de carga de nuestro vehículo para poder empezar su recarga dentro del marco horario que más nos beneficie.

Habiendo determinado esto, se puede deducir que para recargar 100 km de nuestro vehículo podremos hablar de un coste de 1 a 3 € dependiendo, como hemos mencionado, de la tarifa, del tipo de coche y de la potencia contratada, entre otros factores.

¿Cuántos vatios consume un cargador de batería de auto?

En relación con lo anterior, resulta esencial conocer cuál es la potencia mínima necesaria para conseguir recargar el automóvil eléctrico dentro de los límites de nuestra casa.

Así, se entiende que lo mínimo que debería contratarse para poder recargar el coche dentro de casa sería una potencia de 2,3 kW, aunque se recomienda que contemos con una potencia de 3,6 kW para obtener un resultado mucho más óptimo.

Por contra, si queremos contar con un wallbox, este número tiene que ser un poco más alto para que notemos una diferencia importante de velocidad entre una recarga por enchufe corriente y mediante un periférico de pared. En este caso, se recomienda que la potencia sea de al menos 7,5 kW para que veamos este tiempo de recarga reducido de una forma considerable.

¿Cuánto tiempo tarda en cargarse un vehículo eléctrico en casa?

La relación entre la potencia, el tiempo de recarga y la autonomía del vehículo se debe a que la batería habitual en los coches eléctricos tiene una potencia de 35 kW.

Generalmente, esta suele verse completamente recargada en unas 15 horas si hablamos de un punto de recarga con 2,3 kW de potencia eléctrica.

Si por contra contamos con esos 7,5 kW del wallboxesta recarga podría efectuarse en tan solo 5 horas, por lo que nos ahorraríamos bastante dinero en la factura de la luz al tener el coche conectado menos tiempo, pudiendo completar la recarga completa dentro de la franja horaria más barata.

¿Cuánto cuesta un cargador de coche eléctrico?

Lo primero que hay que entender a la hora de comprar un cargador de coche eléctrico es que existen numerosos modelos y qué habrá que conocer bien nuestro vehículo para saber cuál es el que se adapta mejor a su punto de carga.

Si lo que queremos es comprar un cargador sencillo de tipo Schuko, el precio rondará los 200 € aproximadamente, aunque deberemos contar con una instalación adecuada para poder conectar el cable al coche de una forma segura.

Lo principal es asegurarnos de que la toma de pared doméstica resulta válida para este tipo de conector, pues muchas baterías de iones de litio de estos enchufes tienen una potencia reducida que no resultará compatible con los cargadores, así que en algunas ocasiones deberemos de cambiar la instalación.

Por lo general, el resto de enchufes de otros modelos suelen tener precios similares.

Ahora bien, si hablamos de un cargador de pared tipo wallboxentonces estamos hablando de un incremento del coste mucho mayor, ya que deberemos considerar que, aunque este tipo de puntos de recarga son universales, requieren de una instalación mucho más específica y que debe ser supervisada por profesionales.

¿Cuál es el precio aproximado de instalar un punto de recarga para coche eléctrico?

Para poder instalar un wallbox privado primero debemos de plantearnos si queremos instalarlo dentro de nuestro garaje propio o en un garaje comunitario, pues la segunda opción será una gran forma de dividir gastos entre varios vecinos y reducir el coste final.

Antes de lanzarte a efectuar la instalación de este cargador de coche eléctrico dentro de casa asegúrate de que la propia marca de tu vehículo no cuente con algún descuento que pueda reducir el precio. También existen subvenciones y ayudas públicas que facilitan estas instalaciones como parte de sus programas ecológicos, así que no te apresures y mira todas las opciones disponibles con detenimiento para tu propio beneficio.

Más allá de eso, los cargadores wallbox son de los más caros y dependiendo de la marca del fabricante, del modelo de tu coche, de la potencia contratada y de algunos otros factores el coste podrá ser mayor o menor. Dependerá, principalmente, de la instalación que debas realizar para poder colocar el periférico y del lugar en el que se monte.

Aún así, hablando de precios, se puede estimar que el punto de recarga de pared oscila entre los 100 y los 350 €, pero hay que añadirle la instalación que puede salir por 450 o 750 € en función de las condiciones. El precio final pues no bajará de los 600 € y podrá alcanzar un coste total de 1000 a 1200 €. 

Por eso, recomendamos tratar de colocar estos puntos de carga en garajes comunitarios para que más de un vecino pueda aprovecharse del cargador eléctrico y sea posible compartir estos gastos.